Skip to main content

Adolescente recién diagnosticado con diabetes tipo 2: ¿qué me preguntan mis pacientes?

Por Francine R. Kaufman, M.D.

¿Te diagnosticaron hace poco diabetes tipo 2? La Dra. Francine Kaufman responde algunas de las preguntas más frecuentes para adolescentes con diabetes tipo 2

Read this article in English.

En la década del '90, los endocrinólogos pediátricos empezaron a ver casos de jóvenes con diabetes tipo 2. Era algo nuevo. Antes de eso, los jóvenes con tipo 2 representaban menos del 5% de la población pediátrica con diabetes y, de repente, hubo una aparición de 10%, 15%, 20% de nuevos pacientes, según la ubicación. Ahora he visto cientos de casos de adolescentes y jóvenes adultos diagnosticados con diabetes tipo 2. Entonces, en ese primer momento en que una persona joven es diagnosticada con diabetes tipo 2, ¿qué preguntas hacen por lo general? 

SOBRE EL DIAGNÓSTICO:

  • ¿Está segura del diagnóstico de diabetes? Los criterios para el diagnóstico de diabetes están bien establecidos, con un nivel de glucosa al azar de 200 mg/ dl o superior, un nivel de glucosa en ayunas de 140 mg/ dl o superior o un valor de A1C superior a 6,4%. Si alguien no toma medicamentos que elevan la glucosa en sangre y no tiene una enfermedad grave (incluido el COVID-19), no hay casi nada excepto la diabetes que pueda causar este aumento considerable del nivel de glucosa. Si eso se combina con la presencia de los síntomas típicos de diabetes en los días, semanas o meses anteriores, se vuelve casi una certeza que el diagnóstico es diabetes. 

  • ¿Está segura de que es diabetes tipo 2? La diabetes tipo 2 se considera por lo general durante la adolescencia (es muy extraño que aparezca antes de esa etapa) si la persona tiene un fuerte historial familiar de diabetes, exceso de peso y tiene síntomas de resistencia a la insulina: presión arterial elevada, lípidos altos y oscurecimiento de la piel alrededor del cuello, axilas y otras áreas donde hay pliegues de la piel. En las niñas, la diabetes tipo 2 también está asociada al síndrome de ovario poliquístico (SOP). Aunque no es común ver cetoacidosis en la diabetes tipo 2, puede ocurrir ocasionalmente en los adolescentes. A veces es difícil distinguir el tipo 1 del tipo 2, y a veces parece que hay elementos de los dos tipos.

PREGUNTAS SOBRE LA CAUSA:

  • ¿Qué causó la diabetes tipo 2? La diabetes tipo 2 se debe a una combinación de genes y disparadores ambientales que causan resistencia a la insulina. Eso significa que la insulina producida no funciona en los tejidos del modo esperado. Por lo tanto, los niveles de glucosa se elevan. Lamentablemente, todavía no entendemos del todo cómo todos estos factores se combinan para causar la diabetes. 

  • ¿Qué hicimos mal? Nadie hizo nada mal para causar diabetes tipo 2. Este tipo de diabetes se debe a una compleja interacción entre los genes y el entorno. Para muchas personas, es muy difícil controlar su alimentación y su capacidad para realizar actividad física adecuada y nadie debería ser culpado por desarrollar diabetes.  

  • ¿Pudo haber sido prevenida? Hay sólida evidencia de que ciertos cambios en el estilo de vida pueden ayudar a prevenir la diabetes tipo 2 en los jóvenes. Sin embargo, necesitamos que las escuelas, la comunidad y el hogar trabajen en conjunto para permitirles a los jóvenes tener una nutrición y actividad física óptima. Las personas que tienen factores de riesgo para diabetes tipo 2 deberían intentar hacer todo lo posible para mejorar su salud y su estilo de vida, en especial después del diagnóstico.

PREGUNTAS SOBRE QUÉ HACER A CONTINUACIÓN: 

  • ¿Tengo que usar insulina? La insulina se usa por lo general en el momento del diagnóstico para bajar la glucosa en sangre. Luego se pueden agregar otros medicamentos para bajar el nivel de glucosa y tal vez se puede reducir la cantidad de insulina o dejar de usarla. Sin embargo, es importante recordar que la insulina sigue siendo la medicación más efectiva para bajar los niveles de glucosa y puede ser que tengas que seguir usándola o tengas que volver a usarla más adelante.   

  • ¿Cómo aprenderé a usar la insulina y otros medicamentos para bajar la glucosa? Aprenderás cómo aplicar insulina, cómo funciona, los tipos de insulina y cómo ajustar las dosis en un programa formal de educación sobre diabetes. En este entrenamiento también aprenderás sobre los medicamentos orales que se pueden usar y su funcionamiento y cómo funcionan cuando se combinan. Es fundamental aprender sobre la diabetes. Tienes que asegurarte de aprender en un programa de educación formal que cubra todos los temas necesarios: las causas de un nivel de glucosa alto o bajo y cómo tratarlo, medicamentos para la diabetes, cómo equilibrar las actividades, planes de nutrición, planes para el día de enfermedad, problemas psicosociales, cómo evitar las complicaciones y mucho más. Tu educador sobre diabetes reforzará la importancia que tienen la actividad física, el control del peso y una nutrición adecuada como parte de la atención de la diabetes. En ese curso, debes hacer todas las preguntas que tengas y asegurarte de comprender las respuestas. Los cursos de educación sobre diabetes son dictados por educadores sobre diabetes: enfermeros, nutricionistas, médicos, trabajadores sociales o psicólogos bajo la dirección de tu profesional de la salud: un médico, enfermero facultativo o médico asociado capacitado en endocrinología.

  • ¿Qué significan las cifras de la glucosa? El nivel de glucosa deseable se encuentra entre 70 y 180 mg/ dl y el objetivo es tener tantas mediciones de azúcar en sangre dentro de ese rango como sea posible. Esto se llama el rango objetivo. Por debajo de 70 mg/ dl es un nivel bajo y menos de 54 mg/ dl es muy bajo (peligroso). Superior a 180 mg/ dl es alto y por encima de 250 mg/ dl es demasiado alto (peligroso). Los niveles de glucosa se controlan mediante mediciones realizadas en muestras de sangre por punción digital o con un monitor continuo de glucosa (CGM, por sus siglas en inglés) que analiza los niveles de glucosa debajo de la piel (en el espacio intersticial subcutáneo).

  • ¿Cómo podremos llegar a controlar esto? Aprenderás a controlar la diabetes con la ayuda de tu equipo de profesionales. Lleva tiempo, compromiso y diligencia, pero se puede lograr. Y recuerda que no estás solo: existe una enorme comunidad de la diabetes a tu alrededor: más de 30 millones de personas solamente en EE.UU.

SOBRE POR QUÉ NO EXISTE UNA CURA:

  • ¿Por qué no hay una cura? La cura para la diabetes está relacionada a la prevención de la diabetes. Esto es así tanto para la diabetes tipo 2 como tipo 1. Hay grupos de científicos y médicos investigadores de gran renombre que trabajan en todo el mundo sobre este problema, financiados por la NIH, la JDRF, la ADA y otras instituciones internacionales de investigación como la EASD y el Consejo Europeo de Investigación. Es necesario entender el proceso de la diabetes en detalle, pero es un proceso sumamente complejo que todavía no hemos descifrado. Sin embargo, se han hecho muchos descubrimientos y estamos aprendiendo cada día más.

PREGUNTAS SOBRE EL FUTURO:

  • ¿Y ahora qué hago? Ser un adolescente o joven adulto con diabetes tipo 2 no impide que seas increíble, famoso o la persona que quieras ser. Al igual que a los jóvenes con diabetes tipo 1, no te impide alcanzar tus sueños, viajar por el mundo o tener el trabajo que desees. Así que el futuro será el que elijas, si te comprometes a entender cómo controlar la diabetes y luego lo haces todos los días. Tú eres el piloto de tu diabetes; tu equipo médico está allí para ser tu copiloto, así que aprovéchalo según lo que necesites.

  • ¿Qué pasará de aquí en adelante? Poco después del diagnóstico descubrirás todos los avances e innovaciones que existen para el control de la diabetes tipo 2: programas de estilo de vida con entrenadores, dispositivos que te ayudarán con la planificación de actividades y la nutrición, aplicaciones que te brindarán aliento y consejos, monitoreo continuo de glucosa al instante y en tiempo real, bombas de insulina y un sinfín de tratamientos avanzados para bajar la glucosa en sangre que ayudan a lidiar con los niveles elevados de glucosa. Ha habido avances increíbles en estos tipos de medicamentos destinados a células específicas y receptores de las células para mejorar los resultados de la diabetes. Sin embargo, el enfoque no está puesto solo en la glucosa, ya que la presión arterial y el control del colesterol también son cruciales y la modificación de tu estilo de vida es la clave para esto. Aprenderás sobre la comunidad de la diabetes y especialistas en el tema. No hay dudas de que tu vida ha cambiado, pero encontrarás apoyo y consuelo en formar parte de una comunidad empática y generosa.

Estas son algunas de las preguntas más frecuentes que me han hecho a lo largo de los años. Muchas de estas preguntas también las hacen las personas con diabetes tipo 1. Puede ser que tengas muchas más preguntas que te gustaría que te respondan. Nunca dudes en hacer una pregunta y usar los múltiples recursos disponibles en la comunidad de la diabetes para conseguir una respuesta, por ejemplo, diaTribe, ¡para empezar! diaTribe envía un correo semanal y yo formo parte de la junta asesora desde 2006. Es un lugar donde podrás aprender muchísimo sobre temas como la alimentación, el ejercicio, la insulina, la tecnología, el estrés, el sueño ¡y mucho más! También recomiendo mucho el libro de Adam Brown “Bright Spots & Landmines”, así como el conjunto de publicaciones de la ADA.

Este artículo forma parte de una serie para apoyar a las personas recientemente diagnosticadas con diabetes, financiada en parte por la Ella Fitzgerald Charitable Foundation

Share this article