Skip to main content

La diabetes en el trabajo: tus derechos y beneficios

Published: 7/27/17
10 readers recommend
By Jeemin Kwon

Por Isabel Chin, Lynn Kennedy y Jeemin Kwon

Explicamos el seguro médico ofrecido mediante un empleador, los beneficios médicos de los empleados y los derechos laborales de las personas con diabetes

Nota del editor: este artículo fue actualizado en diciembre de 2019. 

Read this article in English. 

La cobertura médica más común en EE.UU. es el seguro médico ofrecido por el empleador, que cubre a casi el 50% de todos los estadounidenses en 2017. A pesar de su relevancia, este tipo de seguro médico puede ser difícil de entender y, al tener diabetes, es más crucial aún el proceso de entender y acceder a los beneficios de salud. Esta guía analiza el seguro médico de empleador, los beneficios médicos de los empleados y los derechos de las personas con diabetes en el ámbito laboral.

Esperamos que esta guía te ayude a entender mejor el seguro médico laboral, a aprovechar al máximo los beneficios de salud laborales y conocer y proteger tus derechos en el ámbito laboral siendo una persona con diabetes.

En este artículo, puedes leer sobre lo siguiente (haz clic en una sección en particular para pasar directo a ella):

Seguro médico laboral: los aspectos básicos

Actualmente, todos los empleadores de E.E.UU. con más de 50 empleados de tiempo completo tienen la obligación de brindarles seguro médico que cumpla con ciertos estándares de asequibilidad y, si no lo hacen, enfrentan una multa. Mientras que los pequeños negocios no están obligados a ofrecer seguro médico a sus empleados, muchas compañías lo hacen para aprovechar créditos fiscales. 

Es importante entender qué cobertura y beneficios médicos ofrece tu empleador para poder elegir el plan médico adecuado para ti. Los planes de salud laborales están obligados a brindar un “Resumen de beneficios y cobertura” (también conocido como SBC, por sus siglas en inglés) que incluye la información estándar del plan de salud, lo que resulta de importancia para entender los términos y comparar tus opciones. Un SBC incluye un resumen de los beneficios con información sobre la cobertura y costos del plan (por ejemplo, deducibles, límite de bolsillo, copagos, coseguros, etc.). Para obtener más información sobre cómo analizar y comprender el vocabulario sobre seguros médicos, consulta la guía de diaTribe aquí.

El SBC también está obligado por ley a incluir “ejemplos de cobertura” –o costos estimados de cobertura– para tres situaciones médicas potenciales: controlar la diabetes de tipo 2, tener un bebé y el tratamiento en sala de urgencias de una fractura simple. De ese modo, el SBC ofrece una manera valiosa de comparar los planes de salud individuales. Para ver un ejemplo de SBC, haz clic aquí. Para obtener más información y una guía paso a paso para comparar planes de salud, consulta la guía de diaTribe aquí.

Compara los distintos planes observando el ejemplo de cobertura de cada plan para “controlar la diabetes de tipo 2” que figura en el SBC. Hay que tener en cuenta que los costos de las primas (tarifa mensual) no están incluidos en los ejemplos de cobertura dados en el SBC.

Como empleado, tu prestador de seguro médico está obligado a darte un SBC cuando te inscribes por primera vez (es decir, justo después de ser contratado) y al comienzo de cada año nuevo del plan (por lo general el 1ro. de enero).

También puedes solicitar el “Resumen de beneficios y cobertura” a tu aseguradora en cualquier momento y tendrán siete días para dártelo.

Aunque el SBC es útil para tener un resumen general de los planes, no brinda información sobre si determinados productos específicos (por ejemplo, insulinas o dispositivos de marca) están cubiertos. Sin embargo, puedes averiguar si un plan de salud cubre el medicamento o dispositivo que necesitas llamando a la línea de atención al cliente de tu aseguradora. Para los medicamentos recetados, las compañías de seguro también ofrecen un recurso llamado formulario, que es una lista de los medicamentos recetados cubiertos en ese plan.

Otra limitación de usar un SBC para comparar los planes de salud es que no toman en cuenta la complejidad del control de la diabetes, lo que puede afectar de manera considerable los costos de bolsillo en un plan de salud. Es importante conversar con tu profesional de la salud y saber cómo será tu plan de control de la diabetes. Como podría esperarse, los ejemplos de costos de cobertura para controlar la diabetes tipo 2 que figuran en un SBC son más acertados para un control simple que para planes de control más complejos. 

Aprovechar al máximo otros beneficios de salud relacionados con la diabetes

Muchos empleadores, ya sea mediante los planes de salud que ofrecen o iniciativas de la compañía en sí misma, brindan a sus empleados acceso a Programas de prevención de la diabetes (DPP en inglés), programas de cambio de estilo de vida de eficacia comprobada que pueden ayudar a prevenir o retrasar la aparición de diabetes tipo 2. Este es un gran beneficio si actualmente tienes prediabetes o corres riesgo de desarrollar diabetes tipo 2. Para ver si el beneficio de DPP se podría aplicar a tu plan:

  • Revisa tu Resumen de beneficios y cobertura (SBC) para ver si incluye DPP o llama a la línea de atención al cliente de tu aseguradora para preguntar sobre la política de cobertura de DPP de tu plan.

  • Chequea si tu empleador ofrece DPP como un beneficio de salud aparte (lo que debería estar detallado en la oferta de empleo). Contacta al departamento de recursos humanos de tu empleador si necesitas más información.

Contacta al departamento de recursos humanos de tu empleador para obtener información sobre otros beneficios de salud que pueden ofrecerse para los empleados, como opciones de alimentos y actividad física, cobertura u otros incentivos para chequeos de salud, programas de bienestar en el ámbito de trabajo y otros programas y servicios de salud. 

Conocer los derechos de las personas con diabetes en el ámbito laboral

Ya sea que estés buscando un empleo, te encuentres en el proceso de contratación o tengas un trabajo en este momento, como persona con diabetes tienes derechos en el ámbito laboral que están protegidos por las leyes federales bajo la Americans with Disabilities Act o Ley sobre Estadounidenses con Discapacidades (ADA, por sus siglas en inglés). La Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC, en inglés) aplica las disposiciones laborales establecidas por la ADA, incluso tienen un sitio web específico dedicado a responder preguntas sobre la diabetes.

Una pregunta frecuente es: ¿debo decirle a mi empleador que tengo diabetes? Aunque la respuesta a esa pregunta puede depender de la situación (según se explica más abajo), lo que nunca debe cambiar son tus derechos: no pueden discriminarte debido a la diabetes. Y si eres víctima de discriminación, puedes presentar una acusación de discriminación laboral ante la EEOC (ver abajo).

Si solicitas un empleo:

  • El potencial empleador no puede hacerte preguntas sobre tu situación médica, como si tienes diabetes o usas insulina.

  • El potencial empleador no puede pedirte que te realices un examen médico antes de hacerte una oferta de trabajo condicional.

  • No hace falta que reveles que tienes diabetes a menos que necesites una adecuación razonable para el proceso de solicitud (por ejemplo, una pausa para comer un bocadillo, acceso a un lugar privado para inyectarte insulina, etc.).

  • Si decides revelar que tienes diabetes, el potencial empleador no puede hacerte preguntas sobre tu afección, el tratamiento o tu diagnóstico. Sin embargo, si el empleador cree razonablemente que requerirás una adecuación para llevar a cabo el trabajo debido a la diabetes, podría preguntarte si necesitas una adecuación y de qué tipo.

Después de recibir una oferta de trabajo:

  • El empleador puede hacer preguntas sobre tu salud y puede requerir un examen médico siempre y cuando todas las solicitudes para el empleo sean tratadas de igual manera. 

  • Si revelas que tienes diabetes después de recibir una oferta de trabajo condicional, el empleador puede hacerte preguntas adicionales relacionadas con tu afección, tales como cuánto tiempo hace que tienes diabetes, si usas insulina o un medicamento oral, si necesitas asistencia en caso de episodios de hipoglucemia (nivel bajo de azúcar en sangre) y si necesitas una adecuación laboral razonable.

  • El empleador no puede retirar la oferta a un candidato con diabetes si esa persona es capaz de realizar las funciones laborales esenciales, con o sin una adecuación razonable.

Para los empleados:

  • El empleador debe brindar adecuaciones razonables necesarias debido a la diabetes y su tratamiento. Tienes derecho a adecuaciones razonables incluso si no revelaste de modo voluntario que tenías diabetes antes de la oferta de trabajo.

  • Las adecuaciones razonables para la diabetes pueden variar según la necesidad de cada persona, pero algunos ejemplos pueden ser tener acceso a un espacio con privacidad para chequear la glucosa en sangre o tomar un medicamento, trabajar en turnos modificados, etc. Si no sabes con certeza qué puede implicar una adecuación razonable, puede resultarte útil hablar con tu profesional de la salud, por ejemplo, para decidir la frecuencia de las consultas al médico. 

  • Para solicitar una adecuación razonable debido a la diabetes, simplemente díselo a tu empleador, que puederequerir documentación razonable (por ejemplo, para verificar que tienes diabetes y explicar por qué es necesaria esa adecuación).

  • El sitio web de la Job Accommodation Network brinda más información sobre adecuaciones laborales para personas con diabetes en este enlace.

Nota: Los empleadores deben mantener en secreto cualquier información que reveles sobre trastornos médicos.

Ten en cuenta que, aunque pedir una adecuación puede ser intimidante, muchas de estas adaptaciones serán beneficiosas tanto para ti como para tu empleador. Si eres más feliz y más sano y estás más cómodo en el trabajo, es probable que también seas más productivo. 

Cómo presentar una acusación de discriminación laboral 

Cualquier persona que crea que sus derechos laborales han sido vulnerados debido a que tiene diabetes y quiera acusar a un empleador puede presentar una acusación de discriminación ante la Comisión para la Igualdad de Oportunidades en el Empleo (EEOC).

  • La acusación debe ser presentada por correo o en persona en la oficina local de la EEOC dentro de los 180 días de la vulneración.

  • Para obtener información detallada sobre el proceso de acusación de discriminación contra empleadores privados y gobiernos locales o estatales, haz clic aquí.

  • Para obtener información detallada sobre el proceso de acusación de discriminación contra el gobierno federal, haz clic aquí

Mantener el seguro médico laboral después de un evento que cambia la vida: entender COBRA

Hay una ley federal de EE.UU. llamada “Consolidated Omnibus Budget Reconciliation Act” o Ley de reconciliación de presupuesto colectivo consolidado (también conocida por sus siglas en inglés, COBRA) que permite que un empleado con cobertura, su cónyuge (o excónyuge) e hijos dependientes mantengan la cobertura de salud de modo temporal –llamada “continuación de cobertura COBRA”– cuando de otro modo hubieran perdido el seguro debido a determinada situación que cambió su vida (por ejemplo, despido, fallecimiento del empleado con cobertura, etc.). La continuación de cobertura COBRA funciona permitiendo que las personas elegibles sigan siendo parte del plan grupal de salud laboral, ya sea como individuos o como familia, durante un período de 18 a 36 meses, dependiendo de la situación específica. Este acuerdo puede ser beneficioso para muchas personas, ya que la tarifa grupal a veces es más barata que pagar un plan de salud individual. Aunque COBRA también puede ser muy caro.

¿COBRA se aplica a todos los planes de salud laborales?

Los planes de salud grupales que cubren a 20 empleados o más y son mantenidos por un empleador privado o un gobierno local o estatal corresponden a COBRA; los que son mantenidos por el gobierno federal u organizaciones relacionadas con la iglesia, puede que no. Más allá de las leyes federales, algunos estados tienen sus propios requisitos de continuación de cobertura que se aplican a planes grupales incluso aunque sean menos de 20 empleados. En algunos casos se llaman requisitos “mini-COBRA”.

Para averiguar si tu plan de salud grupal está cubierto por COBRA, puedes consultar la Descripción abreviada de tu plan de tu salud o “Summary Plan Description” (SPD, en inglés), que te deben entregar dentro de los 90 días de unirte a un plan de salud; contactar al representante mencionado en el SPD de tu plan de salud; preguntarle al departamento de recursos humanos de tu empleador o consultar al comisionado de seguros de tu estado (puedes encontrar más información aquí).

Aunque no necesites la continuación de cobertura COBRA en este momento, te sugerimos consultar los términos de tu plan para ver si hay algo que debes hacer (como dar aviso) para proteger tus derechos de COBRA en caso de que necesites esta cobertura en el futuro. 

Mi plan de salud laboral está cubierto por COBRA. ¿Eso significa que califico para la continuación de cobertura COBRA?

A los empleados cuyo plan de salud está cubierto por COBRA debe sucederles un “evento que califique” y que resulte en la pérdida de la cobertura de salud para poder ser elegibles para la continuación de cobertura COBRA. Entre estos sucesos figuran los siguientes:

  • Despido (pérdida del empleo) por cualquier razón excepto una “falta de conducta grave”

  • Reducción de la cantidad de horas de empleo

Los “dependientes” del empleado cubierto (cónyuge e hijos) calificarán para la continuación de cobertura COBRA cuando lo haga el empleado cubierto, así como en las siguientes circunstancias adicionales:

  • Divorcio o separación legal del empleado cubierto

  • El empleado cubierto pasó a la cobertura de Medicare

  • Fallecimiento del empleado cubierto

Para obtener más información, haz clic aquí para ver “La guía del empleado para los beneficios de salud bajo COBRA” y aquí para ver respuestas a preguntas frecuentes sobre COBRA, datos distribuidos por el Ministerio de Trabajo de EE.UU.

Si la continuación de cobertura COBRA no es lo adecuado para ti, existen otras opciones, como adquirir un plan del Health Insurance Marketplace o Mercado de Seguros Médicos. Un suceso que te permita calificar, como perder tu cobertura de salud actual, puede hacerte elegible para un período de inscripción especial. Consulta esta página para ver si eres elegible y puedes leer más sobre los planes del Mercado de seguros aquí.

¿Tienes algún consejo para aprovechar al máximo tu seguro ofrecido por tu empleador siendo una persona con diabetes? Compártelo con diaTribe.

Share this article