Skip to main content

¿Te acaban de diagnosticar diabetes tipo 2? Lo que debes preguntarle a tu profesional de la salud

Por Michael Hattori

Michael Hattori, que tiene diabetes tipo 2, comparte varias preguntas que puedes tener en cuenta para hacerlas a tu equipo médico si recién te diagnosticaron

Read this article in English. 

¿Te diagnosticaron diabetes? No es el fin del mundo, aunque podría parecerlo al principio. Recuerdo cuando me diagnosticaron diabetes tipo 2. Era enfermero desde hacía 23 años y aun así me desconcertó, aunque en mi inconsciente ya sabía que podía venir: había estado experimentando síntomas de sed intensa y tenía que orinar todo el tiempo durante el día y la noche. Sabía lo que significaban esos síntomas, pero seguía negándolo: “¡esto no me puede estar pasando a mí!”.

El diagnóstico de diabetes no es poca cosa, ¿pero qué significa para ti?  Esa incertidumbre puede ser estresante. Aprender todo lo posible sobre la diabetes tipo 2 antes de ver a tu endocrinólogo (el médico que controla la diabetes) te ayudará a avanzar. Hablaremos sobre algunas cuestiones que deberías conversar con tu equipo de profesionales médicos en tu primera cita y también en el futuro.

Hazte esta pregunta: ¿qué es lo que MÁS me preocupa? Ese debería ser el tema principal cuando hables con tu equipo médico (durante la pandemia de COVID, puede ser que tengas tu primera cita médica por teléfono o videoconferencia). No trates de cubrir todos los temas o preocupaciones que tengas. No habrá tiempo suficiente en una sola cita y, para ser honestos, a veces el endocrinólogo podría no ser el mejor recurso para eso. Aquí es donde pueden ser de gran ayuda los especialistas en educación y atención de la diabetes (DCES, por sus siglas en inglés, antes conocidos como educadores certificados en diabetes o las siglas CDE).

Los especialistas en educación y atención de la diabetes son profesionales de la salud (enfermeros, nutricionistas y farmacéuticos) que están especialmente capacitados para atender y educar a personas con diabetes ¡y se convertirán en tus MEJORES amigos! Los DCES a menudo tienen más tiempo para pasar contigo y muchos de ellos, como yo, son personas que tienen diabetes. Entonces no solo están actualizados sobre el tema, sino que también pueden identificarse con tus experiencias y muchas veces podrán ofrecerte consejos y trucos que no recibirás de otros profesionales de la salud.

Una de las mejores cosas que puedes hacer para prepararte para tu primera cita médica luego del diagnóstico es poner en orden tus pensamientos. Esto te ayudará a aprovechar al máximo el tiempo limitado que tendrás con el profesional de la salud.

Cuando me enteré que tenía diabetes tipo 2, estas fueron algunas de las preguntas que tenía en mente:

  • ¡Ah no! ¿Qué voy a poder COMER? Ya no podré volver a disfrutar de la comida...

  • ¿Qué medicamentos necesitaré? ¿Voy a tener que usar insulina durante el resto de mi vida?

  • ¡Odio pincharme el dedo! (Tenía que hacerlo cuando estudiaba enfermería). ¿Ahora tendré que hacerlo varias veces por día? ¿No hay otra manera?

  • ¿Qué pensará la gente? Existe una idea de que alguien se vuelve diabético porque es perezoso o tiene sobrepeso... así que hay un estigma asociado.

  • ¿Cómo va a afectar mi estilo de vida? ¿Mi trabajo? ¿Mi familia?

Cuando volví a organizar estas preguntas y las ordené según sus prioridades, escribí una nueva lista de preguntas. Este es un ejemplo que te ayudará a empezar. Para obtener más información sobre cada tema, puedes hacer clic en los enlaces a otros artículos de diaTribe, ya que el sitio está repleto de todo lo que puedes querer saber sobre la diabetes.

  1. ¿Cuál es tu principal preocupación? ¿qué es lo que más te preocupa? ¿Qué significa para tener diabetes tipo 2?

  2. Comida: ¿Tendré que cambiar la manera en la que como? Tu equipo médico puede ayudarte a crear un plan alimentario saludable.

  3. Medicamentos: ¿Tendré que tomar medicación? ¿La diabetes se puede controlar solo con dieta y ejercicios? ¿Qué tipo de efectos secundarios tienen los medicamentos? ¿Durante cuánto tiempo tendré que tomarlos? ¿Mi seguro médico los cubre?

  4. Insulina: ¿Tendré que usar insulina? ¿Cómo funciona la insulina? ¿Eso significa inyecciones? ¿Cuántas veces por día? Escuché que la insulina es un “último recurso” y que eso significa que mi caso de diabetes es grave, ¿eso es verdad? ¿Mi seguro médico cubre la insulina?
    Si tienes diabetes tipo 2, a menos que tus niveles de azúcar en sangre sean muy elevados, es probable que no tengas que usar insulina. Es más probable que empieces con cambios de dieta y ejercicios y tal vez medicamentos por vía oral, según la gravedad de la diabetes. Si debes usar insulina para reducir tu nivel de azúcar en sangre, puede ser que dejes de usarla más adelante y pases a medicamentos por vía oral. ¡Estos son temas muy importantes para hablar con tu equipo médico!

  5. Control: ¿Tendré que pincharme el dedo para chequear mis niveles de azúcar en sangre?¿Cuántas veces por día? ¿Qué importancia tiene esto? ¿Qué es un monitor continuo de glucosa o CGM (siglas en inglés)? ¿Puedo usar uno? ¿Qué es el tiempo en rango? ¿Qué es la hemoglobina A1C?

  6. Ejercicio: ¿Cuánto ejercicio tengo que hacer? ¿Tengo que unirme a un gimnasio?

  7. Trabajo: ¿Cómo afectará esto mi trabajo? ¿Tendré que tomarme una licencia?

  8. Familia: ¿Tengo que involucrar a mis familiares en el control de mi diabetes? Si tienes una familia, ¡pueden convertirse en tu mayor ayuda! Hazlos participar desde el principio: puedes pedirle a alguien que te acompañe a tu primera cita con el médico. No veas esto como algo que te separará de tus seres queridos, esta es una excelente oportunidad para reunir a las personas para una causa en común: ¡TÚ!

  9. Estudios: ¿Cómo afectará la diabetes a mi educación? Este es un tema excelente para conversar con tu DCES.

  10. Seguro médico: ¿Cuánto me costará la diabetes? ¿Qué cubrirá mi seguro? ¿Y si no lo cubre?

Mientras repasas estos temas, haz una lista de las preguntas que son importantes para ti. De ese modo, no te olvidarás, y tendrás las preguntas a mano para hacérselas a tu equipo médico. Puede resultar útil escribir las respuestas que recibas, ya que es fácil sentirse abrumado por la información en esta etapa inicial. Intenta tomar las cosas un paso a la vez y asegúrate de entender la respuesta antes de pasar a la siguiente pregunta.  

Uno de los aspectos positivos de la diabetes es que es algo que de hecho TÚ puedes controlar. Eso pone mucha responsabilidad sobre tus hombros, pero tú puedes afectar realmente el curso de la enfermedad con las decisiones que  tomes y las conductas que  modifiques. Estar tan informado y preparado como sea posible te ayudará a encarrilarte en un buen camino hacia un control exitoso de la diabetes.

Otro aspecto positivo es que nunca ha habido un mejor momento como este para ser diagnosticado con diabetes. No quiero decir que sea algo bueno en ningún momento, pero los enormes avances tecnológicos y farmacológicos que se lograron en los últimos cinco años han hecho posible que las personas puedan controlar la diabetes de maneras que eran imposibles de imaginar hace no mucho tiempo. Por ejemplo, el monitor continuo de glucosa (CGM) revolucionó el modo en que la gente mide sus niveles de azúcar en sangre y con mínimos pinchazos en los dedos o casi NINGUNO (para leer sobre cómo mi CGM me ayudó a lograr la remisión de la diabetes, puedes hacer clic aquí).

El mensaje que quiero transmitir es ¡no pierdas la esperanza! Créeme, sé lo atemorizante y abrumador que puede ser apenas recibes el diagnóstico. La buena noticia es que ¡NO estás solo! Hay cientos y cientos de recursos disponibles que puedes obtener mediante tu equipo de profesionales médicos y la enorme comunidad de la diabetes que existe tanto a nivel presencial como virtual. ¡No dejes de aprovechar todo este apoyo!

Sobre Michael

Michael Hattori ha sido enfermero titulado durante 23 años (incluidos 19 años en quirófano), y en este momento está estudiando para convertirse en especialista certificado en educación y atención de la diabetes después de haber sido diagnosticado con diabetes tipo 2 en 2019. Desde entonces, logró entrar en remisión, pero todavía cumple con las 7 conductas de autocuidado de AADE para mantenerse así. Es un gran fan y defensor del monitoreo continuo de la glucosa (CGM) y atribuye su remisión en gran parte al CGM. En su tiempo libre, Michael es un ávido chef, fotógrafo, músico y artista de fibras textiles. 

Este artículo forma parte de una serie para apoyar a las personas recientemente diagnosticadas con diabetes, financiada en parte por la Ella Fitzgerald Charitable Foundation

Share this article