Skip to main content

Cuándo y por qué considerar el uso de prescripciones por correo

Por Kara Miecznikowski y Eliza Skoler

Las farmacias por correo operan mediante tu plan de seguro médico y pueden ser más baratas y más convenientes que comprar los medicamentos en una farmacia local. Lee sobre las ventajas y desventajas de esta opción

Nota del editor: Este artículo fue actualizado el 3 de marzo de 2020

Read this article in English. 

Una prescripción “por correo” significa que no debes buscar tu medicamento en una farmacia, sino que, en cambio, te lo envían a tu casa. Este artículo compara los beneficios y desventajas de las farmacias por correo y las tradicionales, para que puedas decidir qué opción es mejor para ti.

Nota: las farmacias por correo operan mediante tu plan de seguro médico. Si no tienes seguro médico, de todos modos puedes recibir medicamentos por correo de farmacias que operan por internet. Lee más sobre el tema aquí.

¿Cuál es la diferencia entre las prescripciones tradicionales y por correo?

En el sistema tradicional, por lo general un profesional de la salud envía la receta a una farmacia local (o tú llevas el papel de la receta). Luego el farmacéutico dispensa el medicamento recetado, procesa la receta por el seguro médico y te llevas el medicamento.

En el sistema por correo, el profesional de la salud envía la prescripción a una farmacia por correo, que por lo general trabaja con tu compañía de seguro médico y su administrador de beneficios farmacéuticos (PBM, por sus siglas en inglés). Tu receta es dispensada por la farmacia, procesada por el seguro médico y el medicamento es enviado directamente a tu casa. El copago difiere en las farmacias físicas tradicionales o por correo. Además, el copago depende de tu plan médico, así que asegúrate de analizar la cobertura de tu seguro cuando decidas entre usar una prescripción tradicional o por correo.

¿Por qué considerar las prescripciones por correo?

  • Muchas veces los medicamentos por correo son más baratos. Las farmacias por correo operan mediante tu seguro médico, lo que significa que tu aseguradora puede comprar medicamentos en grandes cantidades directamente de las compañías farmacéuticas para reducir los costos. Las prescripciones por correo por lo general contienen un suministro grande para 90 días, lo que puede ayudarte a ahorrar dinero.

  • Un suministro para 90 días significa que tu prescripción debe ser resurtida con menor frecuencia, así que gastarás menos tiempo y esfuerzo para esta tarea.

  • Muchas farmacias por correo ofrecen un servicio de 24 horas al día los 7 días de la semana mediante su sitio web o por teléfono. Esto resulta útil si tienes preguntas sobre tu medicamento fuera del horario comercial, cuando las farmacias locales están cerradas. 

¿Por qué seguir usando las prescripciones tradicionales?

  • Recibir medicamentos por correo puede llevar más tiempo que pedir y retirar un medicamento en una farmacia local. El envío por correo no es ideal para conseguir un medicamento que necesitas de inmediato.

  • El sistema postal a veces es impredecible: los medicamentos pueden llegar más tarde o dañados. Algunos pedidos por correo pueden requerir de una firma, así que si no hay nadie en tu casa para firmar, puede ser que no recibas el medicamento. Esto puede ser peligroso si tu medicamento es importante para controlar una enfermedad que pone en riesgo tu vida.

  • Las farmacias por correo usan paquetes especiales para mantener refrigerados los medicamentos como la insulina y los agonistas del receptor GLP-1 durante el transporte. En algunas ocasiones poco frecuentes, el sistema de refrigeración puede fallar, así que conviene desempacar estos medicamentos lo antes posible luego de su entrega para asegurarte de que mantengan el frío.

  • Algunas personas prefieren hablar con un farmacéutico en persona sobre su medicamento. Esto no es posible cuando usas una prescripción por correo.

  • Solicitar prescripciones por correo puede ser complicado, ya que por lo general hay que completar un formulario. Tu profesional de la salud puede no estar familiarizado con la farmacia por correo de tu seguro médico.

Para pedir una prescripción por correo, visita el sitio web de tu compañía de seguro médico. Estos son los sitios web de farmacia por correo de algunas de las aseguradoras de salud más comunes de EE.UU.:

Si usas una aseguradora distinta y no sabes si tu seguro cubre las prescripciones por correo, visita el sitio web de tu aseguradora o llama a su línea telefónica de atención al cliente. Puedes encontrar el sitio web y el número de teléfono en la tarjeta de identificación de tu seguro médico.

Para obtener más información sobre medicamentos accesibles y económicos, mira estos artículos de diaTribe:

Share this article